Trucos cotidianos para reducir la grasa

Permanecer en los objetivos de calorías y grasas no solo le ayuda a perder peso y le proporciona los resultados que quiere en la báscula. También es una forma efectiva de reducir las probabilidades de sufrir los efectos adversos del tratamiento relacionados con la dieta.

Siga estos sencillos trucos para reducir la ingestión de grasa y avanzar hacia su objetivo.

Preparar y cocinar los alimentos

  • Hornear o preparar a la plancha en lugar de freír. Prepare las verduras al vapor o hervidas.
  • Retire toda la grasa de la carne y la piel de las aves antes de cocinarlas.
  • Las judías, lentejas y guisantes tienen mucha fibra. Añadirlas a un plato de carne ayuda a reducir el contenido de grasa y necesitará menos carne.
  • Cocine con menos grasas rociando aceite vegetal/de girasol/de oliva en lugar de mantequilla o margarina.
  • Coma versiones sin grasa de los productos lácteos, como leche semidesnatada, yogures desnatados y quesos bajos en grasa.
  • Use productos bajos en grasa en lugar de productos sin grasa, por el calcio y la vitamina A.
  • Las comidas con mucha grasa y azúcar solo deberían ingerirse en pequeñas cantidades porque comerlas a menudo o en grandes cantidades puede llevar a ganar peso y aumentar las probabilidades de sufrir los efectos adversos del tratamiento relacionados con la dieta. Intente evitar los pasteles, bollería, postres, alimentos fritos, chocolate, galletas, helados, mayonesa, mantequilla, aceite, frutos secos, salsas cremosas, aliños de ensalada y bebidas azucaradas. Tener a mano algunos tentempiés sanos, como fruta o verdura cortada, puede ayudarle a resistirse a picar el tipo de comida equivocada si tiene hambre.

Obtenga estupendas ideas para ser más activo >>

Compre alli

Compre ahora